¿Por qué motivos me pueden quitar la custodia de mi hijo?

El bienestar del menor debe ser siempre primordial cuando estamos atravesando un proceso de separación/divorcio. Por ello, el criterio para otorgar la custodia compartida es siempre la estabilidad y beneficio del menor. Aun así, existen diferentes criterios dependiendo del partido judicial en el que nos encontremos. Por ejemplo, en la zona de Terrassa se están dando bastantes casos de custodia compartida, aunque se valora mucho el cumplimiento de dos criterios concretos: la proximidad de domicilios de los progenitores; y que prime una relación de respeto entre el padre y la madre, ya que, en caso contrario, se tiende a entregar la custodia a la madre.

Pero que se conceda la custodia compartida no implica que no se pueda perder la custodia de un hijo. Una vez decidida la custodia, ya sea por mutuo acuerdo o a través de un procedimiento judicial, pueden surgir situaciones en las que alguna de las partes considere necesario solicitar una modificación de medidas. Entonces ¿por qué motivos te pueden quitar un hijo?

Razones por las que puedes perder la custodia de un hijo

Para la retirada de la custodia compartida, se deben dar situaciones graves o de fuerza mayor que impliquen una necesaria modificación de las medidas adoptadas.

Se podría afirmar, por tanto, que no es fácil quitar la custodia a una madre o a un padre que, en general, vele por el bienestar de sus hijos. Aun así, esto debe examinarse de forma detallada, atendiendo a circunstancias concretas.

Pero, a rasgos generales, los motivos para quitar la custodia a un padre/madre se pueden englobar en:

Llevar un estilo de vida desorganizado

Ya sea uno de los progenitores o la nueva pareja de alguno de ellos quién se comporte de manera desorganizada o peligrosa para la estabilidad y desarrollo del menor, se podría instar a la retirada de la custodia.

Sobre todo, se incidirá en los casos en que esta desorganización lleve al descuido de las necesidades del menor (higiene, salud, alimentación, escolaridad, etc.).

Cambiar de lugar de residencia

Los hijos no pueden ver perturbada su realidad por un cambio de residencia de los padres.

En este sentido, el Tribunal Supremo, en su STS 748/2016, de 21 de diciembre, consideró que no procedía custodia compartida por afectar negativamente al menor debido a la residencia de uno de los progenitores en distinta población, lo que suponía que la menor debía recorrer unos 50 kilómetros hasta llegar al colegio.

Manipulación contra del otro progenitor

Esta manipulación se conoce como el síndrome de alienación parental y, pese a no estar recogida legalmente, sí está reconocida por los Tribunales. Por tanto, si uno de los progenitores intenta destruir o influir en la relación del hijo con el otro progenitor, utilizando instrumentos emocionales, podría perder la custodia.

Tener una adicción importante

El consumo de sustancias (alcohol, drogas, etc.) de manera habitual, puede afectar a la capacidad del padre o de la madre para hacerse cargo del menor y ello puede repercutir en su estabilidad física o emocional.

Aún así, no se puede utilizar un consumo esporádico como causa para intentar retirar la custodia al otro progenitor, si ello no afecta al bienestar del niño. El consumo debe afectar directamente sobre esa convivencia.

Ser condenado por delito violento

Este es uno de los motivos prácticamente automáticos para concederle la custodia total al otro progenitor, por motivos más que obvios.

Tener una actitud violenta hacia los hijos

Los casos de abusos hacia el menor, ya sean físicos o psíquicos, podrían implicar, incluso, la pérdida de la patria potestad.

Proceso de pérdida de la custodia de un hijo

Si te has preguntado alguna vez cómo quitar la custodia compartida a un padre o madre, tal y como hemos visto, las medidas adoptadas por convenio o a través de la intervención de un juez, se pueden modificar, pero, para ello, deben concurrir dos requisitos:

  • Que se produzca un cambio relevante en las circunstancias del menor o de su entorno familiar
  • Que la modificación implique un beneficio para el menor en relación con la situación actual, de carácter estable y permanente.

En consecuencia, se podrá solicitar un cambio de custodia interponiendo demanda de modificación de medidas.

A partir de aquí, la otra parte deberá contestar a la demanda y demostrar un plan parental contradictorio que permita considerar el acierto del régimen de custodia compartida inicial, siempre en beneficio del menor.

Teniendo en cuenta por qué motivos te pueden quitar un hijo, es primordial buscar asesoramiento en caso de encontrarnos en este tipo de situación. En nuestro despacho contamos con especialistas en Derecho de familia que te asesorarán, de manera personalizada, sobre la conveniencia de solicitar un cambio de custodia o, cómo proceder ante el recibimiento de una demanda de modificación de medidas, teniendo en cuenta, por encima de todo, el bienestar y estabilidad del menor.

En BFP Abogados disponemos de abogados especializados en derecho de familia, especializados en divorcios, abogados custodia compartida entre otros, en nuestros despachos de Barcelona, Madrid o Terrassa.


Esperamos que os haya resultado de interés este artículo, y como no, nos ponemos a vuestra disposición para poder aclarar cualquier duda que se os pueda generar.

Contacto

Conoce a Francisco Pelayo:francisco-pelayo-bfp

No hay comentarios

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button